miércoles, 16 de septiembre de 2015

Disculpe la confusión

Nunca repito nombres por miedo a la confusión
en este juego pasajero, no hay dolor.
Como lo hemos acorado, después de el adiós esto no existe ni existió.

Evito cerrar los ojos para recordar tu rostro,
evito comparar su aroma con el tuyo,
pero aquella tarde tu recuerdo se entrometió.

He pillado al recuerdo y me ha querido
jugar una mala pasada,
lo he logrado controlar.
Pero no logro sacarte desde ese día.

He sobrepuesto imágenes,
él era él pero lo he confundido,
por un momento logre hasta sentir.

Esa maldita pasada me ha jodido
todo esta semana.
Acaso no es suficiente superar tu recuerdo,
para que me hagas esto.

Aquel recuerdo solo hacia travesuras,
claro, lo entiendo.
Me ha sacado una sonrisa y una que otra lagrima.

Me ha gustado recordarte en otro cuerpo, en otro tiempo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada